Ataque de Ansiedad y síntomas de ansiedad

Ataque de ansiedad y síntomas de ansiedad

Ataque de Ansiedad y síntomas de ansiedad

La ansiedad es una emoción muy natural en el ser humano que todos podemos llegar a experimentar ante una situación que nos produce incertidumbre o miedo. Es un mecanismo natural que prepara a la persona que la sufre de diferentes escenarios con un resultado negativo. El problema es cuando esta emoción se convierte en algo patológico y se produce de manera intensa y con mucha frecuencia. A esto se le denomina ataque de ansiedad o crisis de ansiedad. En vez de ayudar a la persona a adaptarse al escenario que puede vivir le bloquea, por lo que el resultado puede ser peor. La salud se puede ver dañada, tanto física como mental.

El primer paso que se debe dar para evitar crisis de ansiedad es el de no magnificar la realidad que está ocurriendo, ser realistas e interpretar la amenaza desde la calma.

El tratamiento idóneo para la ansiedad es acudir a terapia de psicología clínica, es la que mayor eficacia tiene entre los pacientes. Pero, para saber qué tenemos ansiedad debemos saber cuáles son los síntomas de ansiedad.

Síntomas de ataque de ansiedad

Síntomas de Ansiedad y crisis de ansiedad

Ansiedad síntomas físicos

–       Taquicardias/ hiperventilación.

–       Sudor

–       Opresión en el pecho

–       Aumento de temperatura

–       Molestias digestivas (nauseas)

–       Sensación de mareo

–       Etc.

Síntomas psíquicos de la ansiedad

–       Sensación de irrealidad alrededor de la persona

–       Sentimiento de no reconocerse a uno mismo.

–       Miedo a perder el control

–       Miedo a volverse loco.

Consejos ante una crisis de ansiedad

Cuando tengamos una crisis de ansiedad, debemos desviar la atención en el problema, ya que la constante preocupación no hace más que agravar la crisis o ataque de ansiedad.

Hay que relajarse y descansar. Para ello debemos obligarnos a hacer algo diferente que sirva de distracción. Una buena forma de relajación es focalizar la atención en nuestra respiración, que esta sea suave y relajada, inspirando profundamente.

Además si aquellas amenazas a las que nos estamos afrontando las convertimos en un reto, se puede afrontar la situación a través de la motivación para superarlo y no desde la preocupación. Debemos enfrentarnos a la enfermedad, no vivir con ella y así poder llevar una vida normal.

Los ataques de ansiedad varían según la persona y pueden aparecer sin ningún motivo aparente. Aunque la mayoría de las veces aparecen como ya hemos dicho por miedo y preocupación.

La mayoría de personas que sufren de crisis de ansiedad son personas sometidas a mucho estrés de forma continuada. Y creen que en vez de un problema emocional tiene uno físico.

Cualquiera puede tener un ataque de ansiedad, sin embargo si estos ataques se repiten con asiduidad se desarrollara un miedo a que vuelva a ocurrir lo que llevará a un trastorno de ansiedad. Esto puede derivar en la aparición de otros problemas más graves como depresión o consumo de sustancias. La ansiedad y depresión tienen elementos en común.

Las personas que sufren de estos ataques suelen ser más mujeres que hombres y entre los 18 a 35 años.

Tratamiento de Ansiedad. Superar ataque de ansiedad

Peligro de fármacos ataque ansiedad

La mayoría de las personas que atraviesas una crisis de ansiedad creen que lo más efectivo es usar tratamientos psicofarmacológicos como antidepresivos y ansiolíticos.

Estos fármacos actúan sobre los neurotransmisores tratando de regular la actividad de algunas áreas del sistema nervioso.

Pese a estos tratamientos de fármacos, el que mayor eficacia obtiene es el de contactar con un profesional psicoterapéutico, un psicólogo experto en ansiedad para eliminar los temores que el paciente tiene, así como mantener el control de actividad de nuestro cuerpo y mente ante situaciones de ansiedad.

Por lo que le instamos a buscar ayuda de profesionales antes de recurrir a tratamientos farmacéuticos. Nuestro método, PsiqueFunciona.

No hay comentarios

Publicar un comentario