CEFALEA TENSIONAL

CEFALEA TENSIONAL

En fisioterapia, distinguimos tres tipos principales de dolor de cabeza o cefalea:

 

  º Cefalea Tensional.

       º Migrañas.

       º Cefalea Cervicogénica.

 

En este artículo hablaremos principalmente de la Cefalea Tensional:

 

En la actualidad, el 50 % de la población sufre cefaleas de algún tipo y en el 3% de estos, este trastorno es crónico. La cefalea tensional es la que predomina en la población. Si la comparas con la migraña, por ejemplo, su aparición es del 52% frente al 18%. La sufren, por cada cinco mujeres, cuatro hombres y es más frecuente en personas entre 25 y 35 años.

 

La cefalea tensional es la más frecuente de las tres, y se caracteriza por la tensión de los músculos craneocervicales (como el trapecio), los suboccipitales, el esternocleidomastoideo, etc; y músculos cefálicos como el temporal o los maseteros. Este tipo de dolor suele ser bilateral, en la zona anterior o posterior del cráneo, en la cara o en la nuca. A veces es un dolor que el paciente define como “si llevara puesto un casco” o tipo pulsátil.

 

A diferencia de otros dolores de cabeza, la cefalea tensional no tiene horarios, es decir, aparece tanto después de un día intenso de trabajo (por estrés o frío de los aires acondicionados), como descansado temprano en la mañana (por mala postura durante el descanso nocturno) o con otras tantas situaciones. No es un dolor que nos despierte por la noche pero sí puede impedir al sujeto coger el sueño y, aunque no es un dolor intenso que nos incapacite, quienes las sufren pierden calidad de vida por el dolor continuo.
La podemos diferenciar también, porque no es un dolor a punta de dedo, sino más bien difuso.

 

Un factor desencadenante es la falta de ergonomía. El tener malas posturas mantenidas en el tiempo es disparador de puntos gatillos miofasciales que activan el dolor de cabeza. Y no solo es un factor desencadenante sino que se convierte en la perpetuación del dolor. Por ejemplo, alguien que pasa toda su jornada laboral delante de un ordenador manteniendo posturas inadecuadas, (como mirar la pantalla de lado o no tener una buena alineación de la cabeza respecto a la pantalla) puede activar estos puntos gatillo en la musculatura implicada en el dolor de cabeza. De ahí la importancia de compensar nuestra actividad laboral con una práctica regular de ejercicio y de ergonomía postural.

 

Lo que tu fisioterapeuta puede hacer por ti:

 

En estos casos y, siempre después de una buena entrevista con el paciente dónde dirigimos las preguntas para hallar qué tipo de cefalea es la que el paciente presenta, se buscaría los factores desencadenantes y se intentaría limitarlos en la medida de lo posible. Se puede enseñar al paciente una mejor ergonomía y asegurar su postura reforzando cierta musculatura con ejercicios de escuela de espalda adaptados a cada persona y a su actividad. Esta es la parte activa y educacional de las sesiones.

Por otro lado, se buscan con diagnóstico y exploración en fisioterapia, los puntos gatillo, los juegos articulares, etc. y mediante diferentes técnicas de fisioterapia manual o invasiva se procede al tratamiento del dolor.

Si sueles tener dolor de cabeza frecuente, ya sea el descrito o de otro tipo, no dudes en consultar con nosotros para una valoración y tratamiento.

Imagen de Gerd Altman en Pixabay 
No hay comentarios

Publicar un comentario