Estrés y depresión en Navidad

El estrés y depresión en Navidad

Estrés y depresión en Navidad

Llega la navidad y las ciudades se iluminan con luces navideñas, música o villancicos que se escuchan en cada rincón y se respira un ambiente de felicidad. Además, miles de personas llenan las calles cargados con bolsas de comida y regalos para las fechas.

Todo esto se da ya que se suele relacionar la Navidad con la alegría, las compras, salir a la calle, comidas de navidad entre amigos, pasar tiempo en familia… Pero mucha gente (más de la que pensamos) se siente obligada a sentir esta felicidad, provocando malestar, presión, obligación o incremento del estrés y depresión en Navidad.

En muchas situaciones, hay gente que empieza a sufrir el estrés en Navidad, el llamado estrés navideño. Este es provocado por el agobio y la presión de realizar y organizar comidas familiares o con amigos, la compra de regalos, las colas interminables en tiendas y supermercados, el aumento de precios,…

Rechazo a la fiesta de Navidad

fobia social

Muchas son las personas que no disfrutan de estas fiestas, a otras les parece indiferente o incluso se dan personas que odian fechas como la navidad. Esto puede darse por diversos motivos: mal recuerdo, la falta de un familiar, pasar por una mala racha como una ruptura, enfermedad propia o de un familiar, estar en situación de paro…

Es por ello que las personas que sufren estrés, en Navidad pueden verse perjudicados y aumentar el estrés pudiendo llegar a ansiedad. Al igual pasa con las depresiones o fobias de varios tipos.

Muchas veces hablamos de Fobias a la Navidad, pero realmente no existe como tal. Podemos referirnos a diferentes fobias como las sociales u otro tipos de fobias, que se ven incrementadas en épocas como puede ser la navidad.

Podemos encontrarnos en situación de estrés o depresión por diversos motivos como puede ser por la situación laboral, familiar, económica… y con la llegada de fechas concretas como la Navidad, los niveles del estrés o la depresión pueden aumentar debido a los factores externos.

Cambia el planteamiento de la Navidad

Nadie te debe obligar a celebrar nada, ni presionarte a hacer nada. Puedes vivir las fiestas al ritmo que tu quieras y adaptandote a lo que desees. En definitiva, no te adaptes a la fiesta ni a la manera de vivirla, adapta la fiesta a tus sentimientos.

Es importante, que dependiendo del motivo por el que no se deseé celebrar o formar parte de la Navidad, os aconsejamos diferentes maneras de afrontarla y como combatir o superar el estrés:

  • Si sientes la falta de alguien, de un familiar, amigo querido, aprovecha estas fechas para recordarlo de la mejor manera y hazlo a modo homenaje.
  • No te gustan las reuniones familiares acude a las que puedas o a las que creas que debes ir y aprovecha el tiempo restante para hacer lo que te apetezca como salir con los amigos…
  • Si estás pasando por una mala época, aprovecha para sincerarte y apoyarte en alguna persona o familiar cercano. Quizás pueda ayudarte más de lo que piensas.

Navidad con Estrés o depresión

A lo largo de este post hemos hablado del incremento del nivel de estrés y depresión en Navidad de muchas de las personas que lo sufren. Hay personas que directamente las fiestas de la navidad les da añoranza, pena, no les gusta… lo que puede provocar este incremento que hemos comentado.

Estrés en Navidad niños

Otra situación es la de los más jóvenes o niños. Hay casos en los que falta un familiar cercano o los padres están separados. Estas situaciones suelen afectar a los más pequeños cada día. El estrés por estas situaciones puede verse incrementado en la fecha de navidad, llegando a provocar ansiedad o ver síntomas de ansiedad. Para ello hay que hablar con ellos y hacerles sentir lo mejor posible para que no se vea incrementado su estrés, malestar o cualquier otro trastorno.

Todo esto son casos reales, hay gente que se ve obligada a ser feliz a pesar de no querer, otros simplemente no les gusta esta festividad, otros están pasando por un mal momento, también puede ser por motivo de soledad o falta de alguna persona querida… Todo esto y mucho más hace que no todo el mundo viva igual la Navidad.

Para terminar, destacar que no existe como tal una Fobia a la Navidad dentro de la psicología. Sería más adecuado hablar de depresión o estrés incrementado por la Navidad o un rechazo a los encuentros sociales u otro tipo de fobia incrementada por las fechas.

Consigue la ayuda que necesitas para afrontar el estrés y depresión en Navidad con PsiqueFunciona.

No hay comentarios

Publicar un comentario