Parkinson

patient-3793490_1280

PARKINSON

 

 

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad progresiva del sistema nervioso que afecta el movimiento.  A pesar de que no tiene cura, los medicamentos mejoran notablemente los síntomas. En ocasiones, el médico puede sugerir realizar una cirugía para regular determinadas zonas del cerebro y mejorar los síntomas.

 

Los signos y síntomas de la enfermedad de Parkinson pueden ser diferentes para cada persona., suelen ser leves y pasar desapercibidos. A menudo, los síntomas comienzan en un lado del cuerpo y continúan empeorando en ese lado.

 

SÍNTOMAS

 

Los signos y síntomas de la enfermedad de Parkinson pueden incluir los siguientes:

 

Temblores: Un temblor, o sacudida, generalmente comienza en una extremidad, a menudo en la mano o los dedos. Puedes frotar el pulgar y el índice hacia adelante y hacia atrás, lo que se conoce como un temblor de rodamiento de la píldora. Tu mano puede temblar cuando está en reposo.

Bradicinesia: Con el tiempo, la enfermedad de Parkinson puede retardar el movimiento, haciendo que las tareas simples sean difíciles y lleven más tiempo. Puede que tus pasos sean más cortos cuando caminas. Puede resultar difícil levantarte de la silla. Puede que arrastres los pies mientras intentas caminar.

Rigidez muscular: La rigidez muscular puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo. Los músculos rígidos pueden ser dolorosos y limitar tu posibilidad de movimiento.

Alteración de la postura y el equilibrio: La postura puede volverse encorvada o puedes tener problemas de equilibrio como consecuencia de la enfermedad de Parkinson.

Pérdida de los movimientos automáticos: Es posible que tengas una capacidad reducida para realizar movimientos inconscientes, como parpadear, sonreír o balancear los brazos cuando caminas.

Cambios en el habla: Puedes hablar suavemente, rápidamente, insultar o dudar antes de hablar. Tu discurso puede ser más monótono debido a la falta de las inflexiones habituales.

Cambios en la escritura: Puede resultar más difícil escribir y tu letra puede parecer pequeña.

resolvemos tus dudas, contacta con nostros

Intervención Logopédica: Realiza labores de prevención, asesoramiento y optimización, en algunas áreas específicas como; Respiración, voz, habla etc. A medida que la enfermedad progresa, “la función del logopeda se va convirtiendo en parte indispensable del tratamiento porque irán apareciendo alteraciones en aspectos vitales para el ser humano, como la alimentación y la comunicación.

 

La rigidez, temblor y movimientos lentos (bradicinesia), propios del Parkinson, pueden provocar alteración de la musculatura orofacial lo que influye directamente en la proyección vocal y la comunicación gestual. Para mejorar la proyección vocal, el logopeda trabaja tanto la vocalización como la articulación y la fluidez de los órganos articulatorios mediante técnicas fonatorias para mejorar la intensidad, tono vocal y coordinación fonorrespiratoria.

 

En cuanto a la comunicación gestual, se deben realizar masajes faciales que faciliten la movilidad de la musculatura facial.

 

Es esencial trabajar el lenguaje de los pacientes que están sufriendo deterioro cognitivo mediante ejercicios de acceso al léxico, categorización y de fluidez verbal. La escritura realizando correcciones posturales